Mini Reseña – Último día de un condenado a muerte

Siendo lo más franco posible, no sé por dónde empezar esta pequeña reseña. Me es difícil analizar esta historia ya que no la veo como tal, al menos no en su totalidad.  Creo que es más bien una especie de ensayo mezclado con novela. Una parte de libro narra una historia ficticia, pero prácticamente la otra mitad fue escrita en forma de ensayo, y si bien esa otra mitad es un prefacio y no la historia, tiene tanto o incluso más peso que la misma. Así que directamente dividiré esta reseña en esas dos partes, la novela en sí y el prefacio, tratando de no mezclar una cosa con la otra. En esta corta obra, Víctor Hugo expresa de forma contundente su oposición a la pena de muerte (En esa época aplicada con la guillotina) argumentando desde varios puntos de vista como: el derecho fundamental de un ser humano a vivir, la voluntad de dios, la insensibilidad de la sociedad y varios otros muy interesantes. Es una historia muy corta pero consistente, que hizo y hará ver a la pena de muerte desde una perspectiva bastante distinta, ya que creo que es una obra atemporal (Recordemos que existen lugares en el mundo donde esta pena es aún aplicada). Como siempre, una historia que me aporte algo más que simple entretenimiento siempre es bienvenida.

barra final

cuadro ultimo día

SINOPSIS

Víctor Hugo escribió esta obra no solo para exponer sus ideas en contra de la pena de muerte, sino también para que la población de Francia tomara conciencia de la brutalidad y el macabro espectáculo que representaba la guillotina en sí misma. Por eso, en esta historia conoceremos a un condenado que no tiene nombre ni rostro, casi una hoja en blanco con la cual cada uno de nosotros puede sentirse identificado. Este personaje anónimo narrará sus últimos días antes de que su cabeza sea cercenada en una plaza llena de gente mirando el infame espectáculo. Sus días en prisión desde la confirmación de su condena hasta su último día no es lo único que tendremos en este escrito, también nos meteremos un poco en la vida del condenado –A través de sus recuerdos y pensamientos-  así veremos el lado humano del criminal y que, por más que sepa que ha cometido un crimen y que merece pagar por lo que hizo, nadie tiene derecho a arrebatar su vida, ni a él ni a su familia.

barra final

OPINIÓN PERSONAL

En rasgos generales la novela me ha gustado bastante, es una obra directa, sin demasiadas vueltas, consiguiendo lo que quiere de forma eficiente, y creo firmemente en esto por lo que explicaré a continuación:

 La historia del condenado narrada en primera persona logra que empaticemos con él de inmediato, muchas veces incluso olvidaremos que es un criminal que merece pagar su condena. Nos contará su lado más cálido, hablándonos de lo mucho que ama a su mujer e hija, su primer amor en su juventud y los horrores de la cárcel. A medida que pasan los días, su esperanza de que indulten su crimen y pueda salvarse de la muerte va en aumento hasta el punto de llegar a fantasear con la idea, lo cual es algo bastante triste de leer. Durante casi toda la historia planteará cuán importante es para él su vida. Lo que acabo de decir puede parecer bastante obvio, pero a lo que me refiero es que el criminal –Este en particular- no es alguien que no tenga nada ni a nadie en el mundo por el cual vivir, es muy claro de que está profundamente arrepentido del crimen cometido. El argumento es básicamente eso: el día a día en la cárcel, los guardias con los que logra conversar y las fantasías de ser perdonado por su crimen. Toda la historia, su forma de narrarla y especialmente los sentimientos, tan bien plasmados por el autor, son los que logran sensibilizarnos en tan pocas páginas, ya que busca, y encuentra sin problemas, el ponernos en la piel del condenado, en su mente y sentir lo mismo que siente él. Lograr eso en tan pocas páginas es digno de admirar.

 Ahora, pasemos al prefacio.

En la introducción al post aclaré que veía al libro como una mezcla entre novela y ensayo y que la razón de esta afirmación es que, en la segunda edición de la novela, Víctor Hugo agregó un prefacio casi igual de extenso que la obra original (el cual no tiene desperdicio, tanto por el valor histórico como por las ideas expuestas y la forma de exponerlas) con situaciones verídicas atestiguadas por el propio escritor. Víctor Hugo no se guarda nada, tocando temas  religiosos, los derechos fundamentales de las personas, las familias de cada condenado a muerte, donde básicamente explica que el hombre de familia es el único sostén para esta, y que al “cortarle la cabeza a él, estarán asesinando también a su familia”. Otro de los puntos a destacar en el prefacio es la utilización de argumentos políticos anti elitistas. Víctor Hugo toma el hecho de que por cierto tiempo se haya hablado de quitar la pena de muerte del sistema legal, pero que en realidad nunca se trató de forma seria, siempre fue relegado y archivado hasta cierto día en que cuatro ministros de París fueron hallados in fraganti cometiendo un delito relacionado con el dinero público. El punto planteado por Víctor Hugo es que no es casualidad de que, finalmente y luego de mucho tiempo, se haya planteado seriamente la abolición de la pena de muerte cuando estas cuatro personas adineradas fueron condenadas a la guillotina, pero nunca fue tratado cuando la persona condenada era una persona pobre o trabajadora. Este es el punto más fuerte en cuanto a crítica social realizada, aunque también se plantean otros interesantes como el hecho de que las ejecuciones se convirtieron en un espectáculo horroroso y lleno de morbo para la población, sin pensar en las verdaderas consecuencias como por ejemplo los niños que presenciaban tan sanguinario evento. Además de estas cuestiones, el prefacio contendrá descripciones de verdaderas ejecuciones, atestiguadas por Víctor Hugo, que no salieron como se esperaba, provocando heridas y un dolor horrible a los condenados, baños de sangre hasta que el condenado moría por fin entre gritos desesperados, todo esto frente a una plaza llena de gente.

guillotina

Estas ideas expuestas por el autor están tan bien explicadas que todo el mundo podría entenderlas, además de esto la narrativa es increíblemente ligera. Este es otro aspecto que me ha sorprendido demasiado. Este libro fue escrito en el año en 1829, once años luego de la publicación de “Frankenstein” de Mary Shelley, sesenta y ocho años antes que “Drácula” de Bram Stoker y sesenta y un años antes que “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde, los cuales son libros muy representativos de la literatura de la época, pero tan densos en su narrativa que mucha gente encuentra difíciles de leer. En cambio, Víctor Hugo (al menos en este libro ya que no he leído nada más de su obra) posee una prosa excelente, es tan ágil y agradable que ni siquiera pareciera un libro del siglo XIX. Sin dudas creo que fue un adelantado para su época (Esto no quiere decir que todo lo actual sea mejor que lo clásico). En fin, quería hacer una mención en cuanto a esto ya que fue algo que nunca esperé encontrar en un libro de tal antigüedad.

barra final

SOBRE EL AUTOR

Victor Hugo(Besançon, Francia, 1802 – París, 1885) Poeta, dramaturgo y novelista francés considerado el máximo exponente del Romanticismo en su país. En 1819 fundó la revista Le Conservateur littéraire, junto con sus hermanos Abel y Eugène, pero su verdadera introducción en el mundo literario se produjo en 1822, con su primera obra poética: Odas y poesías diversas. En el prefacio de su drama Cromwell (1827) rechazó las reglas del teatro neoclásico, proclamó el principio de la «libertad en el arte» y definió su tiempo a partir del conflicto entre la tendencia espiritual y el apresamiento en lo carnal del hombre; considerado el manifiesto fundacional del teatro romántico, el texto situó a Victor Hugo como cabeza del movimiento, y su casa se convirtió en la sede del cenáculo romántico. En 1830 inició una fase de singular fecundidad literaria, en la cual destacaron, además de distintos libros de poesía, su primera gran novela, Nuestra Señora de París, y el drama Ruy Blas.

El 17 de julio de 1851 denunció las ambiciones dictatoriales de Napoleón III y, tras el golpe de Estado, huyó a Bélgica. Si bien es cierto que no publicó ninguna obra entre 1843 y 1851, concibió su novela Los miserables y compuso numerosos poemas que aparecieron posteriormente. De vuelta a París, tras la caída de Napoleón III (1870), Víctor Hugo fue aclamado públicamente y elegido diputado. Fue derrotado en los comicios siguientes, pero en 1876 obtuvo el escaño de senador de París. Sin embargo, desengañado por la política, regresó a Hauteville-House (1872-1873). A su muerte, el gobierno francés decretó un día de luto nacional y sus restos fueron trasladados al Panteón.

barra final

CONCLUSIÓN

Pequeño gran libro, logró abrirme un poco más la mente sobre la sociedad de esa época y a la vez me hizo dar cuenta de que, a pesar de haber pasado más de 150 años , muchas de las peores cosas de la humanidad aún siguen presentes. En mi opinión el prefacio es mejor que la propia historia en sí, ya que deja un poco de lado las metáforas y pone en la mesa situaciones reales, sufrimiento y dolor que en realidad ocurrieron y que logran sensibilizarnos con la vida humana. Con pasajes y frases exquisitos sobre los derechos humanos. No quisiera que piensen (como muchas personas piensan erradamente) que los derechos humanos tratan de defender criminales, son eso: derechos que se tienen por el simple hecho de ser un humano, y que deben respetarse. Por último quisiera volver a decir que su narrativa es excelente, en ningún momento se tardará una eternidad en leer una página.

Anuncios

6 comentarios en “Mini Reseña – Último día de un condenado a muerte

    • Hola, este también es mi primer libro de Victor Hugo. Al igual que vos, también quería leer algo de Victor Hugo hace bastante, pero no quería empezar con algo tan extenso como Nuestra señora de París o Los miserables. Así que cuando conocí este librito lo leí sin dudarlo, al menos para comenzar a acercarme a la obra del autor. Vale la pena darle la oportunidad.

      Saludos.

      Me gusta

  1. Lectura que tendré muy en cuenta, el tema me interesa mucho, y si bien fue una obra resumida lo que pude conseguir en su momento de Los Miserables me gustó mucho la prosa del autor. Su denuncia social, preocupación por los trabajadores y un largo etc. Gracias por la recomendación. Saludos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Mini Reseñas en orden alfabético | La llave de plata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s