Reseña – El retrato de Dorian Gray

Bienvenidos una vez más. Hace bastante no leía un clásico con todas las letras. Me ha costado un poco tomarle el ritmo, seguramente la falta de costumbre ha hecho esto. La densidad de la narrativa fue lo que más me costó llevar, pero una vez acostumbrado nuevamente, pasó a ser una buena lectura. Al libro lo compré hace unos años como parte de una colección de terror y misterio, si bien estos dos asuntos casi ni se ven en la novela, no deja de ser una gran historia.
Esperaba un poco más, teniendo en cuenta todo lo bien que se hablaba de ella. Ciertos capítulos se me hicieron aburridos o innecesarios, aunque tengo que admitir que la primera mitad del libro es excelente. Subidas y bajadas para terminar en algo un poco previsible pero muy bien llevado. Lo importante es que finalmente me saqué de encima esa pequeña espina; hace mucho que me habían recomendado esta novela y por fin la he leído, he aquí mi opinión.

barra final

cuadro retrato de Dorian Gray

SINOPSIS

Basil Hallward, un artista reconocido de Londres decide realizar un retrato del señor Gray, afirmando que será su obra máxima ya que Dorian es la persona más bella que haya conocido. Lord Henry, amigo de Basil, comenta a Dorian que su belleza es insuperable y que en la vida lo único que vale la pena es la juventud y la belleza; algo que el joven Gray no había aún reflexionado. Convencido por las palabras de Lord Henry, Dorian advierte que su retrato mantendrá su belleza por siempre, mientras él se avejentará y perderá su atractivo. Es así que Dorian Gray expresa un profundo deseo, y a viva voz exclama que le gustaría que el destino sea al revés, siendo él quién conserve su hermosura, y que sea su retrato el que sufra el castigo del tiempo. Dicho deseo se cumplirá, siendo el retrato el que se marchite al pasar los años y no el joven Dorian. Pero este retrato tan perfecto, no sólo representará su belleza exterior, también reflejará su inocencia y pureza de su alma, hasta ese momento inmaculada.

barra final

OPINIÓN PERSONAL

 

Argumento

No es difícil notar que el argumento es muy original en su premisa. Una persona que es retratada y que, en lugar de envejecer la persona, lo haga el cuadro. Si bien esto no es mostrado demasiado en toda la novela (Si recuerdo bien el cuadro sólo es mostrado unas 3 o 4 veces luego de su culminación), es precisamente esas pocas cantidades de veces lo que hacen que dichas escenas sean tan memorables. La mayor parte de la novela no se trata de la deformación del cuadro, sino de la vida cotidiana aristócrata del señor Gray: reuniones, cenas, ir al teatro con sus amigos, etc.  Además de todo eso veremos cómo éste se vuelve cada vez menos sensible, más irrespetuoso y cómo su alma se va volviendo cada vez más corrupta.

En sí, el cuadro es sólo una herramienta para representar todo esto, tal vez el título lleve a pensar que todo gira en torno a la pintura, pero en realidad, ésta es sólo un medio para mostrar algo distinto.

La primera mitad del libro me resultó bastante mejor que su segunda mitad, ya que luego de cierto evento, que casualmente ocurre en la mitad de la historia, los temas de los cuales discuten Dorian y sus amigos son los mismos que los de la primera parte. A mi parecer, no sólo se repiten, sino que no se tratan con tanta profundidad como en la primera parte.

Otro punto que no me ha gustado de la segunda mitad del libro, es que ciertos capítulos en mi opinión fueron demasiado extensos para lo que querían contar. Comprendo que la forma de escribir de Oscar Wilde sea poética y algo sobrecargada, pero tal vez reducir un poco estos capítulos no hubiera venido mal al libro; sobretodo porque no aportan nada significativo a la trama. Para dar un ejemplo que no es spoiler: En cierto momento, Dorian se vuelve aficionado a diversos temas como la joyería, coleccionar instrumentos musicales de alrededor de mundo y otras tantas. Muchas de las joyas y piezas de colección que Dorian adquiere son descritas en detalle, teniendo que pasar hojas y hojas de descripciones de objetos y nada más.

Volviendo a lo bueno, en la primera mitad del libro se exponen muchas ideas y pensamientos acerca de la belleza, el amor, el arte, el placer y varios tópicos parecidos. Se explican de una forma bastante irreverente, irónica y graciosa. Resulta muy entretenido conocer la visión de los personajes sobre todo esto, mayormente la de Lord Henry. El final de la historia es algo previsible, pero pienso que no podía terminar de otra forma.

Personajes

Tomando en cuenta la época en que esta novela se ubica; y que fue escrita en ese mismo período de tiempo, los personajes fueron algo, digamos… “delicioso” (Palabra que usan con frecuencia en las conversaciones aquí). Tanto Dorian en el inicio como en su evolución fue algo muy bien llevado; sobretodo tomando en cuenta que existen varios saltos temporales, de años inclusive. Los demás personajes, que no son demasiados, no evolucionaron tanto como Dorian, pero en mi opinión no lo necesitaban, eran perfectos tales como eran.

fanart.jpg

Fanart de Dorian Gray – Créditos en la imagen

Dorian Gray: Aristócrata, joven de apenas unos 20 años, bello sobre todas las cosas… bueno, casi todo. Al inicio conoceremos a un Dorian Gray inocente, apenas y enterado de que ya ha comenzado a caminar la Tierra como un adulto, apenas y enterado también de todas las ventajas que poseía sobre todos los demás: riqueza y una bella juventud. A medida que avanza el libro, notaremos cómo el joven Gray va cayendo en su lado más oscuro, siendo cada vez menos compasivo con sus amigos, conocidos, criados  e incluso con su propio ser.

 No quiero hablar mucho más sobre este personaje, ya que sería arruinar toda la experiencia. Lo mejor que puedo decir es que Dorian ha sido el personaje ideal para transmitir el mensaje que, en mi opinión, Oscar Wilde quiso dejar en este libro… además de todas las burlas y sátiras de la sociedad de la que él era parte.

Lord Henry: El mejor personaje sin dudas. Es el amigo de Dorian que más conoceremos en todo el libro. No sólo es el personaje que agrega la picardía y el humor a la siniestra historia, además es el que creo mejor refleja todo lo que quiso manifestar Oscar Wilde aquí;  incluso creo que ha puesto gran parte de él mismo en Lord Henry. Toda su visión en cuanto a los placeres de la vida da una visión muy particular a la sociedad de la época, o mejor dicho, a la alta sociedad de la época. Se la pasa dando su opinión acerca de mujeres, arte, juventud, belleza y demás temas que hoy son más que secundarios. Aunque, tomando en cuenta que es alguien de la alta sociedad y que nunca se establece que trabajara de forma regular, se entiende bastante.

Una frase que creo definiría bastante bien a Lord Henry (dicha por el mismo) sería: “Por recuperar mi juventud lo haría todo en el mundo, excepto el ejercicio, levantarme temprano o ser respetable.”

Basil Halward: El artista que inmortaliza la belleza de Dorian Gray. Amigo de ambos personajes antes mencionados. Es alguien un tanto exagerado, me atrevería a decir. Vive por y para su arte, no es que le falte el dinero, pero es notorio el amor que siente hacia su profesión. No aparece tantas veces con Lord Henry, por lo tanto el desarrollo o presencia es menor, lamentablemente queda un poco relegado a un personaje bastante secundario; con esporádicas apariciones para hacer avanzar la trama. No diré que es malo, me parece un buen personaje, pero tal vez no tan aprovechado como los demás.

Narrativa

Aquí es donde he tenido el principal problema con el libro. Ya he mencionado arriba el asunto sobre la densidad en la narrativa. Si uno no está acostumbrado a leer cosas por el estilo seguro que las primeras páginas se hagan cuesta arriba. Antes de leer esta novela me había leído varios libros contemporáneos, hace mucho no leo cosas como Lovecraft o Poe, por dar un ejemplo, es decir perdí la costumbre. Me costó un poco tomarle el ritmo nuevamente a las descripciones detalladas, cantidad grande de ejemplos sobre lo mismo y demás. Pero creo que esto es algo propio de la literatura de la época, no lo contaría tanto como algo negativo, ya que en muchas ocasiones resulta casi poético, muchas descripciones de lugares como jardines, teatros y demás fueron hermosamente detallados.

Un último aspecto que me gustaría comentar son las largas conversaciones. Muchas veces, cuando los personajes exponen sus ideas al momento de charlar con sus amigos, estas son demasiado largas. Nuevamente, entiendo que la literatura por esos años tenía otra forma de realizarse, pero más de una vez me encontré con un personaje que comenzaba a hablar y éste lo hacía durante una página completa o incluso más, y no estoy exagerando. Si recuerdo bien el prólogo “El retrato de Dorian Gray” fue escrito originalmente como obra de teatro, por lo tanto esas largas retahílas de ideas, pensamientos y demás, tienen mucho sentido al existir; pero al momento de haberlas pasado al formato de novela no han funcionado tan bien, en mi opinión, claro está.

barra final

Sobre el autor

oscar_wildeOscar Wilde (Dublín, 1854 – París, 1900) Escritor británico. Estudió en la Portora Royal School de Euniskillen, en el Trinity College de Dublín y, posteriormente, en el Magdalen College de Oxford. Oscar Wilde combinó sus estudios universitarios con viajes (en 1877 visitó Italia y Grecia), al tiempo que publicaba en varios periódicos y revistas sus primeros poemas, que fueron reunidos en 1881 en Poemas.  En 1888 publicó un libro de cuentos, El príncipe feliz, cuya buena acogida motivó la publicación, en 1891, de varias de sus obras, entre ellas El crimen de lord Arthur Saville. El éxito de Wilde se basaba en el ingenio punzante y epigramático que derrochaba en sus obras, dedicadas casi siempre a fustigar las hipocresías de sus contemporáneos. También se reeditó en libro una narración publicada anteriormente en forma de fascículos, El retrato de Dorian Gray, la única novela de Wilde, cuya autoría le reportó feroces críticas desde sectores puritanos y conservadores debido a su tergiversación del tema de Fausto.

Su éxito, sin embargo, se vio truncado en 1895, cuando el marqués de Queenberry inició una campaña de difamación en periódicos y revistas acusándolo de homosexual. El 27 de mayo de 1895, Oscar Wilde fue condenado a dos años de prisión y trabajos forzados. Enviado a Wandsworth y Reading, donde redactó la posteriormente aclamada Balada de la cárcel de Reading, la sentencia supuso la pérdida de todo aquello que había conseguido durante sus años de gloria.

Recobrada la libertad, cambió de nombre y apellido (adoptó los de Sebastian Melmoth) y emigró a París, donde permaneció hasta su muerte.

barra final

Puntos Positivos

  • Narrativa atractiva y bella de principio a fin.
  • Personajes muy interesantes.
  • El personaje de Lord Henry es el más controversial de todos (para su época), creo que Oscar Wilde lo ha utilizado para expresar todas sus opiniones y creencias, por lo tanto sirve para conocer al autor.

Puntos negativos

  • La segunda mitad del libro tiene subidas y bajadas, algunos capítulos incluso se me hicieron aburridos.
  • Final un poco predecible.
  • Narrativa algo sobrecargada o densa.
  • Algunos capítulos que no tienen mucho que ver con la trama me parecieron innecesarios.

Conclusión

Gran clásico. La visión de Wilde, más allá de no compartirla, es muy interesante y jocosa, sobre todo para la época en que fue escrita. Creo que refleja bastante bien toda la sociedad aristocrática de esa época en muchos sentidos, no sólo en cuanto al arte y la belleza. Conocer parte de la cultura de otra parte del mundo, incluso de otra época, es siempre bienvenido. La forma de narrar de Osar Wilde es muy poética, sin duda una bellísima prosa, aunque bastante pesada. Luego de la primera mitad se vuelve algo repetitivo en cuanto a los temas que se debaten y no es tan entretenido como al principio, pero sigue siendo una buena lectura.

Calificación

3

 

 

Anuncios

Reseñas en orden alfabético

#

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? – Philip K. Dick

A

Abismo – Peter Benchley

B

El buque de la noche – Robert McCammon

C

La chica del tren – Paula Hawkins

Cadáver exquisito – Agustina Bazterrica

D

Demonio del libro – Clive Barker

E

Entrevista con el vampiro – Anne Rice

La expedición – Stephen King

F

G

H

La Hermandad – Marcos Chicot

El hombre terminal – Michael Crichton

La hora del ángel – Anne Rice

Hyperion – Dan Simmons

I

J

K

L

M

N

Ñ

O

Oro – Jonathan Black

P

El Perfume – Patrick Süskind

La Profecía – David Seltzer

Q

R

 El retrato de Dorian Gray – Oscar Wilde

S

Secuestrado – Beth Gutcheon

T

Te veré bajo el hielo – Robert Bryndza

U

V

W

X

Y

Yo, Robot – Isaac Asimov

Z

La zona muerta – Stephen King