Reseña – El hombre terminal

Bienvenidos. A esta altura, estoy cansado de repetir que la facultad me consume casi todo el tiempo, que por eso tardo tanto en escribir cualquier tipo de post en el blog y bla bla bla. Pero en fin, ante lo inevitable, mejor intentar seguir como se pueda. La reseña de hoy será sobre una obra tal vez no tan conocido como la saga “principal” de su autor, pero que no deja de ser una obra de un autor muy famoso. “El hombre terminal” es una obra de Michael Crichton, el escritor de Parque Jurásico, o más conocido por todos como “Jurassic Park”. Como cabría de esperar del creador de Jurassic Park, este libro también es del género o sub género denominado “Tecno-Thriller”, es decir: un híbrido que combina la ciencia ficción con el suspenso, y que para construir la trama se utiliza gran contenido científico.

 A primeras suena bastante interesante. Combinar dos grandiosos géneros como lo son el suspenso y la ciencia ficción suena cuanto menos emocionante… lamentablemente para mí no fue así. Obviamente no es que el género completo me disguste (esta es la primer novela de dicho género que leo) el problema con esta novela, es que se desvía tanto del argumento y la trama para dar explicaciones científicas que al fin y al cabo resulta pesado, sintiendo que muchas cosas se pudieron dejar con una explicación simple y sin profundizar tanto (vamos, que es ciencia ficción, a veces no es necesaria una explicación súper elaborada), pero me estoy adelantando. La introducción se me ha ido demasiado larga. Comenzaré de una vez. Pero antes una pequeña aclaración, no es que el libro completo me parezca malo, es solo que no es algo que me haya gustado demasiado.

barra final

cuadro final - hombre terminal

Finalmente hice un cuadro en Photoshop para la información del libro, algo que tenía pensado hace mucho.

SINOPSIS

La unidad de Psico-psiquiatría del hospital de Los Angeles está compuesta a grandes rasgos por seis médicos que  se encargan de tratar enfermedades mentales, ya sea de forma terapéutica o con operaciones directas sobre la cabeza y el cerebro de sus pacientes. Harry Benson es un hombre de treinta y tantos años, experto en computadoras y el próximo paciente al que dicha unidad someterá a una operación, que nunca fue probada en humanos, para intentar ayudarlo. Benson sufre de epilepsia psicomotora,  la cual le provoca ataques incontenibles de ira y violencia contra cualquier persona que esté en su camino en ese momento. Benson deberá llevar insertados en su cerebro dos haces de electrodos, conectados a una pequeña computadora bajo su piel, la cual detendrá estos ataques. De otra forma, terminaría en prisión. La operación es todo un éxito, pero lo preocupante comienza cuando Harry Benson, incapaz de controlarse sin la ayuda de los médicos, escapa del hospital, abriendo la posibilidad a nuevos ataques de violencia.

barra final

OPINIÓN PERSONAL

ARGUMENTO

Bien, comenzamos de una forma bastante agridulce… el argumento me parecía una gran idea. Tomando en cuenta que el libro fue publicado en el año 1972, apenas tres años después de la llegada del hombre a la Luna y en plena época de  experimentación con las computadoras (tres años después es fundada Microsoft, para que tengan una idea básica) la idea en general era bastante buena. Un hombre a quién le implantan dos haces de electrodos en el cerebro, conectados a una computadora pequeña que es implantada bajo su piel, para así poder anular esos ataques de violencia, pero que luego escapa del hospital, teniendo que darle caza, tanto la policía como los médicos,  en mi opinión suena grandioso.

Lástima la forma en que fue ejecutado… tener una grandiosa idea no alcanza para crear una gran historia, si ésta se ejecuta de una forma que no es igual de buena o con personajes que no están a la altura, el resultado no es lo que se esperaba.

Primeramente veremos el momento en que Benson llega al hospital, escoltado por policías, esposado y cómo es puesto en una habitación del hospital. Esto sucede durante las primeras páginas. A partir de aquí es que éste apartado no me ha gustado. Para decirlo de una forma sencilla: la novela me pareció mal estructurada. Creo que Crichton no supo manejar los “tiempos de la novela” y se tardó demasiado en hacer avanzar la trama. No quisiera spoilear este asunto, así que sólo diré que para ver el escape de Benson tendremos que esperar bastante, ya que antes que siquiera la operación comience, se dan muchas explicaciones del tipo médico y varias cosas más.

En sentido contrario, lo bueno del argumento, puedo decir que una vez que “salimos del hospital” el libro comienza a subir su calidad. La parte de thriller comienza desde que Benson escapa del hospital, si bien tardamos mucho en llegar aquí, no puedo negar que esto fue en gran medida lo que salvó al libro de ser un desastre (al menos para mí). Esta parte de libro pasa bastante rápida, ya que a pesar de, nuevamente minar todo de explicaciones médicas, el ritmo fuera de ellas es trepidante y bien llevado.

Antes de terminar con este apartado quisiera mencionar dos cosas, nuevamente, una de ellas no me gustó y la otra sí.

Algo que no me gustó, básicamente porque no aporta nada a la novela, es que en ciertas partes, más precisamente cuando Benson ya se encuentra fuera del hospital, nuevamente Crichton nos llena de páginas innecesaria. Es una sección que no lleva a ninguna parte y que pudo desaparecer de la novela tranquilamente. En cierto momento uno de los programas que existen en la computadora principal del hospital (ocupa toda una habitación en el sótano) comienza a tener problemas. El hecho concreto es que vemos como dos médicos (los que operan en su totalidad las computadoras del hospital) intentan arreglarlo, quemándose los sesos  al intentar  resolverlo. Esto no sirve para nada a la novela, ya que nunca es mencionado más adelante ni se da un indicio de para qué se discutió eso en el libro. En fin, sólo un encontronazo más con páginas innecesarias, algo usual de vez en cuando.

Para finalizar esto de una vez, quisiera comentar algo que me pareció bastante interesante, y que estaba muy en discusión por aquellas épocas, donde se empezaba a fantasear con  la inteligencia artificial, su posible dominio sobre la humanidad, etc, etc.

El hombre terminal plantea varias cuestiones de esta índole. Nos advierte de alguna manera de cómo las computadoras pueden ser un arma de doble filo si no se tiene especial cuidado al intentar utilizarlas en algo tan complejo y orgánico como lo son los seres humanos. Benson es una persona que, además de sufrir todo lo mencionado aquí, padece una especie de psicosis en la que piensa que las computadoras dominarán pronto el mundo. Si bien todo este asunto de las máquinas que dominarán al mundo y demás son planteadas con la visión y las computadoras de esa época (Computadoras que funcionaban con tarjetas perforadas y ocupaban habitaciones enteras) me pareció algo típico de la literatura de ciencia ficción de la época y un buen detalle para conocer un poco más todo este mundo de la ciencia ficción setentera.

PERSONAJES

Los personajes que nos presentó Chrichton son bastante interesantes y a medida que avanzamos en la novela van mejorando, es decir tienen cierta evolución. Al principio da la impresión de que serán personajes básicos y bastante planos pero, nuevamente, una vez que salimos del hospital veremos su evolución personal. Ya sabemos que todos son grandes médicos y que sus conocimientos acerca del tema son bastos, el pequeño problema es que al estar demasiado tiempo en el hospital, a pocos días de realizar una operación delicada, se la pasarán discutiendo todo el asunto, así que tendremos que esperar para conocerlos un poco mejor. Algo que me ha gustado es que el autor da cierto nivel de protagonismo a varios personajes por igual. Ninguno destaca muy por arriba de los demás, existen diferencias, por supuesto, pero no son para nada exageradas.

Doctora Ross: Una de las personas que forman el equipo que opera a Benson, es la que más logra relacionarse con el paciente. En cierto punto creo que es el personaje que tiene mayor protagonismo, es la que más entiende a Benson y en cierta forma la que comprende de una mejor forma cómo la operación podría afectarlo de una forma negativa. Pienso que es un gran personaje, no es lo mejor del mundo, pero está bastante lejos de ser un estereotipo tonto de la mujer sensible y débil o el de doctor/a súper inteligente y capaz, pero que le cuesta entender los sentimientos ajenos.

Doctor Ellis: Nuevamente, es una de las personas que integran el equipo de psico-psiquiatría. Si la memoria no me falla, es el doctor más joven del equipo. Tal vez no sea un personaje a la altura de la doctora Ross o de Harry Benson, pero creo que aporta bastante al avance de la trama por su forma de ser y pensar, lo bueno es que todo esto es creíble y da la sensación de realismo bastante lograda (no digo exactamente qué, porque sería un spoiler grande como una casa).

Harry Benson: No estoy seguro de afirmar que es el antagonista de la historia. Si bien es el culpable de muchas agresiones y homicidios, todo esto es por su enfermedad mental, en la cual, durante sus ataques, no posee propio control de sus acciones. Como dije anteriormente, y si bien no se menciona explícitamente en la novela, es algo evidente que Benson sufre de psicosis, es decir un ligero desapego de la realidad, esto, mezclado con su obsesión con las computadoras y su pensamiento de que la máquina dominará al hombre, hacen un gran “villano”. Por si alguien lo está pensando, la computadora que tiene Benson conectada a su cerebro no proporciona nada “especial”, ninguna habilidad sobre humana, él es simplemente un hombre como cualquier otro, lo que me ha gustado es su forma de pensar y cómo esto condiciona la forma en que los demás lo ven.

Benson pelicula - 1974

Harry Benson en la adaptación cinematográfica de 1974.

NARRATIVA

Para tener un punto de dónde empezar, puedo decir que Michael Crichton ha dedicado demasiado tiempo a los aspectos médicos de la novela. Entiendo que el haya estudiado medicina y todo eso, pero a veces es necesario medirse, ya que no todas las personas entenderán que es lo que estas intentando decir al nivel que tú lo haces. Pequeño ejemplo: cuando se explica el tipo de operación que realizarán en Benson y los pasos que ésta conlleva, más de una vez se mencionan zonas específicas del cerebro o del cráneo, dando su nombre técnico, por lo tanto no entendía demasiado -más allá de que era una parte del cerebro/cráneo- y no todas las veces tenía el tiempo o el acceso a internet como para consultar todos estos datos. Así que sólo lo dejaba pasar, este tipo de detalles están presente en casi todo el libro, sobretodo en la primer parte. Pero creo que ya me hago entender. En resumidas palabras: Michael Crichton pone tantos términos médicos que llegan a agobiar.

En cuanto al resto todo es explicado y detallado de una forma bastante buena, cuando los detalles médicos son dejados a un lado la novela avanza de forma, no quisiera decir ágil ya que no llega a eso, pero llega a ser bastante menos densa. Podremos avanzar y disfrutar más la novela una vez pasado ese punto.

barra final

SOBRE EL AUTOR

Michael CrichtonMichael Crichton fue un escritor y guionista americano de gran éxito en todo el mundo, siendo traducido a más de cincuenta idiomas y vendiendo millones de ejemplares. Cursó estudios de medicina en la Universidad de Harvard -costeados con sus primeras novelas-, formación que luego le sería de gran utilidad para crear algunos de sus mejores éxitos, como la reconocida serie de televisión Urgencias. Sus estudios como científico influyeron en la trama de muchos de sus libros, bordeando en muchos momentos la ciencia ficción. Se le considera como uno de los primeros escritores de Techno-Thriller.

Sus obras literarias se cuentan por éxitos y la mayoría de ellas fueron adaptadas al cine. A destacar Devoradores de cadáveres (1973), Parque Jurásico (1990) o Twister (1996). Además, dirigió varias películas que lograron una buena aceptación, como Almas de metal (1973) Coma (1978) o Runaway (1984).

Tras su muerte en 2008, la editorial Harper Collins anunció la publicación póstuma de Pirate Latitudes y la posible redacción de otra novela más basada en las notas dejadas por Crichton.

Enlace a página web: http://www.michaelcrichton.com/

PUNTOS POSITIVOS

  • Buen argumento.
  • Buena opción para leer algo de ciencia ficción clásica.
  • El punto del Thriller está bien llevado.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Demasiada terminología médica.
  • Tarda demasiado en comenzar con el verdadero argumento de la novela.
  • Por momentos es algo denso de leer.

CONCLUSIÓN

Recomendaría la novela para aquellos fanáticos de la ciencia ficción o si les gusta la medicina. No creo que pueda recomendarla a alguien que no esté acostumbrado a leer obras de cierta “densidad” en su narrativa, ya que tendremos que esperar mucho para que la novela realmente comience y para llegar a eso hemos de pasar por todos los temas médicos planteados. Personalmente la leí porque quería conocer alguna obra de Crichton. No es que la haya pasado mal leyendo esto, pero algunas veces me preguntaba ¿Cuánto falta para que llegue el escape de Benson? En fin, novela para pasar el tiempo en cierto sentido, pero en algunos otros no.

CALIFICACIÓN

3

Anuncios

Un comentario en “Reseña – El hombre terminal

  1. Pingback: Reseñas en orden alfabético | La llave de plata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s